TAG Heuer hizo un par de lanzamientos muy interesantes en el SIAR 2018, ¿puedes hablarnos sobre ellos?
Por su puesto, son dos ediciones especiales de la colección Carrera y son exclusivas para el mercado mexicano. Cada serie tiene sus piezas numeradas.

En el primer caso, se trata de 100 piezas con el calibre Heuer-01, de manufactura propia, y se distingue el Ángel de la Independencia al frente y en la cubierta de la caja. Para este emblema característico del país, así como la leyenda “México” al frente, se escogió el rojo. El resto de los colores de la bandera está en otras partes del reloj. Otra innovación está en los materiales usados, que en este caso se combinaron caja y bisel de cerámica con cristal de zafiro y caucho en las correas.

La segunda presentación especial para este evento es el Carrera Heuer-02 Tourbillon Edición Limitada México, con certificado COSC. Este tourbillon de tipo volante se fijó sobre un puente en rojo, y la edición se limitó a 20 piezas. La leyenda “México” aparece en verde, mientras que las agujas e índices tiene los otros colores de la bandera. Esta es una pieza de alta relojería porque hablamos de un calibre propio, la forma en que se ancló el tourbillon, el nivel de esqueletización y los materiales, de entre los que destaca la caja de titanio y bisel de cerámica.

El cliente mexicano aprecia mucho los productos de lujo, la exclusividad y les gusta mucho este reconocimiento, es decir, las piezas que son diseñadas o producidas sólo para México. No se trata sólo de poner colores o hacer un grabado en la parte de atrás; el proceso de manufactura de piezas como éstas toma al menos un año y medio.

En este sentido, ¿cuál es el papel de nuestro país en el portafolio de TAG Heuer?
México es el mercado número 1 para la marca en América Latina, y por eso es que se fomentan este tipo de piezas. El crecimiento del mercado mexicano es impresionante, llevamos varios años con cifras a doble digito, y la nueva tendencia de la marca, con piezas esqueletizadas, el uso de materiales como titanio, cerámica y oro, está siendo muy bien recibida.

Este escenario se explica por varios factores, pero en temas exclusivamente de relojería están la calidad de TAG Heuer y el reconocimiento de la misma por parte de los mexicanos. Jean-Claude Biver ha impulsado dos pilares de la marca: el primero es que TAG Heuer es un lujo accesible y; en segundo lugar, todos los productos que lanzamos al mercado tienen un valor percibido de al menos el doble de su precio, es decir, que el cliente recibe muchísimo en su compra.

Categories: Faces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *