Es muy común que abandonemos nuestros propósitos de año nuevo tras unas cuantas semanas. Esto se debe al enfoque que le damos a la oportunidad de comenzar un nuevo ciclo. Para muchos sería maravilloso un borrón y cuenta nueva cuando despertamos el 1 de enero; sin embargo, la vida no es así, y un poco de realismo nos ayudará a cambiar.

Usualmente vemos a los propósitos como las acciones que eliminarán esa parte de nosotros mismos que no nos agrada (y que a veces detestamos). Así que nos planteamos metas de forma errónea, pues luchamos contra hábitos que hemos construido a lo largo de nuestra vida.

Dejar de fumar o beber, hacer ejercicio, seguir una dieta balanceada, mejorar en el trabajo, ahorrar y pasar más tiempo con la familia, son los objetivos más frecuentes al iniciar el año; pero, siendo sinceros, expresados así carecen de fondo y estructura.

¿Qué podemos hacer para cumplir nuestros propósitos? ¿Cómo podemos darles ese soporte y organización para que no se queden en intenciones? La respuesta está en la planeación. El primer paso es fijar pocas metas, y que estas sean factibles, congruentes con la realidad y nuestro plan de vida.

Por ejemplo, no basta con decir “este año dejo de fumar”; debemos enlistar todos los pros y contras de este hábito. Hay que reconocer que nos da placer y hasta relajación, o que lo vemos necesario para convivir y, al mismo tiempo, sin engañarnos, tenemos que ponderar los riesgos a corto y largo plazo. ¿Qué tipo de vida me espera en 3, 10 o 20 años si sigo fumando? ¿En verdad lo necesito para estar tranquilo o socializar? ¿Vale más este minuto de nicotina que mi salud actual y futura?

Es un arduo trabajo que requiere honestidad, y sólo así les daremos sentido a nuestros propósitos. Los siguientes pasos son:

 

• Separar nuestras metas en corto y largo plazo

 

• Ordenarlas por importancia.

• Detallar los pasos a seguir.

• Revisarlas constantemente.

 

Intenta y cumple pequeñas tareas, pues estas te llevarán a cumplir tus metas, y con ellas vendrán momentos de gran felicidad.

Categories: All-Round Health

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *