por Gabriel Nieto Martínez

El máximo SUV alemán con todo el estilo y espíritu yanqui

El nuevo X7 es sin duda el más lujoso y grande SUV que BMW ha construido. Su impresionante parrilla, los rines de 22 pulgadas y sus 5.15 metros de longitud dejan claro que la firma alemana viene por el trono que actualmente se disputan la Cadillac Escalade y la Lincoln Navigator.

Al frente, sus alargados faros con formas semihexagonales enmarcan la parrilla clásica de BMW. Su robusta imagen se complementa por las tomas de aire a los costados y esas altísimas llantas. Otro detalle de la personalidad de este buque se encuentra en la parte trasera con una barra de cromo brillante que se inserta en las luces LED, al igual que en los Serie 7.

Esta poderosa maquina bávara no sólo es grande por capricho estético, ya que en su interior cada uno de los pasajeros disfrutará del espacio y comodidad que un vehículo que se jacta de ser premium está obligado a poseer con reposabrazos, puertos USB, asientos con ajuste eléctrico y tapizados con cuero Vernasca.

Pasando al corazón del X7, este cuenta con un motor a gasolina de 6 cilindros en línea y 3.0 litros que, junto a su caja de velocidades de 8 cambios, entrega 340 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 6.1 segundos. Su velocidad máxima está limitada a 245km/h; mientras que su consumo de combustible se ubica dentro de los estándares del segmento.

El BMW X7 estará a la venta en 2019, y la armadora alemana está afinando los últimos detalles para entrar a producción en sus instalaciones de Spartanburg, en Estados Unidos.

Tags:
Categories: Trends & Style

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *