Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance

Irina Baeva: Estamos a unos días del estreno de “El Dragón”

¿Cómo te sientes?

¡Emocionadísima, prácticamente sólo hemos visto el primer capítulo y unas cositas que nos pudieron compartir! Es una serie completamente diferente a lo que estaba haciendo: tiene acción, explosiones, amor y pasión.

Fue escrita por Arturo Pérez Reverte, y qué más puede pedir alguien que se dedica a la actuación. Es una historia brillante, y me entusiasma porque también estará en Netflix. Me urge verla completa, fue un trabajo bastante duro para quienes participamos en ella.

¿Qué puedes decirnos de tu personaje, Jimena Ortiz?

No me gusta encasillar a los personajes como “buenos” o “malos”, porque finalmente todos son seres humanos.

En este caso, Jimena trabaja en finanzas, y es una mujer inteligentísima en su área, es la mente del equipo y prácticamente ella inventó todas las empresas con las cuales van a lavar dinero... y creo que ya te estoy contando de más.

Jimena es muy lista, estudiosa y segura de sí misma. Sabe lo que tiene y cómo puede usarlo, es decir, ella es muy hermosa y se sabe guapa. Estas características en una mujer alientan su seguridad. En pocas palabras, Jimena no se detiene para conseguir sus objetivos, y uno de ellos es que la compañía El Dragón sea una de las más exitosas en el mundo, y de paso también quedarse con Miguel Garza (Sebastián Rulli). Así que mucha emoción y obstáculos no le faltarán, como Adela (Renata Notni), con quien se enfrentará constantemente.

¿En qué te identificas con Jimena?

Después todos los papeles que me ha tocado interpretar, he llegado a la conclusión que es más difícil actuar cuando el personaje se parece más a ti. Pasa algo curioso con estas similitudes, y eventualmente la historia te mueve algo. Siento que tanto Jimena y yo somos mujeres inteligentes, nos gusta la literatura y la cultura, así como estudiar.

Una de las cosas en las que no nos parecíamos tanto fue en la seguridad. A veces una misma es quien desestima sus propias cualidades, y de Jimena aprendí a no cohibirme en ningún momento, y siempre saber lo que tienes y usarlo con seguridad. No hablo solamente de lo físico; es con respecto a todas nuestras capacidades, tanto intelectuales como profesionales.

¿Cómo fue el trabajo con Sebastián Rulli y Renata Notni?

Increíble, la verdad es que conseguimos hacer un estupendo equipo. Ambos son excelentes compañeros y grandes seres humanos, y eso salió a relucir cuando las jornadas se volvieron muy pesadas y todos estábamos cansados.

Sumado a esto, toda la serie se grabó de memoria, lo cual es asombroso porque le da mucho más realismo. Tanto Sebastián como Renata son actores con mucha calidad humana, y al final, tener gente con la que puedes compartir es una de las cosas más gratas que uno se lleva cuando termina el proyecto.

español es muy fluido, ¿cómo aprendiste el idioma?

¡Muchas gracias! Soy autodidacta. Llegué a México hace 6 o 7 años, y ya hablaba español. La verdad es siempre le eché muchas ganas desde que estudiaba en Rusia; pero el acento y la fluidez los fui agarrando aquí. Son años y años de práctica.

Fíjate que es chistoso, en una reunión en Estados Unidos me preguntaron en cuál de los tres idiomas (ruso, inglés y español) me siento más cómoda y cuál hablo mejor, a lo que le respondí que el español. El ruso es mi idioma materno, lo hablo bien y todo; pero como casi no lo practico ya me cuesta un poco. ¡Imagínate! Voy a mi casa en Rusia una vez al año, y cuando me escribo con mis papás debo esforzarme porque muchas de mis historias, lo que siento y pienso, lo tengo que traducir del español al ruso. En un idioma la fluidez viene con la práctica, y si ya no lo escuchas ni hablas pues se te va.

¿Cuáles son las frases que más te gustan del español?

Siempre me ha gustado la palabra libertad, creo que es mi palabra favorita en español. Siento que suena muy bonito, además por todo lo que significa. Tengo muletillas que también me agradan y uso muchísimo. La primera sería “y así” para finalizar cada historia; en segundo lugar “¡híjole!” y después “¡nombre!”.



¿Cómo llegaste a México?

Vine hace casi siete años para estudiar en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa. Aprendí español de forma autodidacta y necesitaba escuchar cómo se habla, así que recurrí a las telenovelas mexicanas. En aquel entonces veía Rebelde y Teresa, y casi todo su elenco eran egresados del CEA, así que investigué y quedé muy interesada. Les mandé un correo; me respondieron que no había ningún problema, lo único que necesitaba era llegar al casting y, en caso de ser aceptada, tenía que mantenerme en el país. Hice el viaje y la audición. Todo resultó muy bien, me quedé en la carrera dos años y medio porque surgió el trabajo en Pasión y poder, de Alberto Castro, así que los últimos cuatro o cinco meses en el CEA no los acabé. Se dieron las cosas así, y está bien porque agarré más experiencia trabajando.

¿Qué es lo que más te gusta de nuestro país?

Muchísimas cosas. Mi top 3 serían el clima, la gente y la comida. Toda la cocina mexicana me encanta; aunque hay bastantes platillos que son deliciosos, pero no tan sanos. La barbacoa, los taquitos dorados, pambazos y el pozole me encantan. La gente en México es muy diferente a Rusia. Acá son muy cálidos, siempre te reciben con los brazos abiertos, se encariñan contigo y hacen muy cierta la frase “Mi casa es tu casa”. Los mexicanos tienen mucha calidad humana, y eso me fascina. Del clima, pues qué te digo. En Rusia hace muchísimo frío y no soy fan del invierno, es decir, me gusta cuando voy de visita y pasa una semana nevando. Sin embargo, aquí casi todo el tiempo es muy agradable, sabemos que en un mismo día hace calor, se siente algo de frío y hasta llega a llover; pero nunca en extremo.

¿Qué extrañas de Rusia?

Mi familia, a mis sobrinos, porque además soy su madrina, y la comida de mi mamá; ella cocina delicioso. Soy muy apegada a la familia y nunca pensé que viviría tan lejos de ellos, así que realmente los veo muy poco. Este año, por ejemplo, los visité unos diez días, no pude estar todo el tiempo que quería; pero la vida es así. Ahora espero que ellos también puedan venir a México, tengo muchas ganas de mostrarles cómo es aquí.

¿Cuáles son los proyectos con los que cerrarás el año?

Tengo dos en puerta: el primero es Soltero con hijas, una telenovela de Juan Osorio que está programada para salir este 28 de octubre. Me gusta porque es una comedia, una de Osorio. Para mí es una gran oportunidad porque este género es divertido, y no sólo para el público; una como actriz le pierde el miedo al ridículo y te sueltas mucho. Además, siento que el elenco de esta producción me va a enseñar mucho, y este aprendizaje es una de las cosas que siempre busco en mis proyectos. También estoy por hacer una participación especial en una película que ya se está filmando, así que mis escenas están por confirmarse.

Favoritos
Actriz: Viviane Leigh.
Actor: Leonardo DiCaprio.
Película: Pretty Woman.
Libro: Lo que el viento se llevó.
Serie: Sex and the city y Homeland.
Comida: La de mi mamá.
Perfume: Bonbon (Viktor & Rolf ).
Bebida: Cosmopolitan.
Lugar en el mundo: Mi casa y Nueva York.
Tres prendas indispensables en tu guardarropa: Jeans, playera blanca y tacones.
Lugar que te gustaría conocer: Brazil.
¿Cómo te describirías en tres palabras? Apasionada, inteligente y compasiva.

Tu frase de vida:
Las cosas pasan por algo.