Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance
Revista Ambiance

Alejandro Speitzer:

“La Reina del Sur” es una producción icónica en el mundo de habla hispana.

¿cómo te sientes al formar parte de ella?

Es una historia que desde su primera temporada fue seguida por le gente y, además, rompió muchos récords y se convirtió en un parteaguas para la televisión de habla hispana. Es un orgullo y fue una oportunidad por la que me siento súper agradecido y afortunado. También fue grandioso porque pude conocer a Kate del Castillo y todo ese equipo de trabajo.

¿Cómo fue grabar en Colombia?

¡Asombroso! Aunque también una experiencia un poco difícil por lo que representa estar fuera de tu país; pero la verdad es que lo disfruté muchísimo. La gente nos recibió con mucho cariño y éramos un equipo fantástico, muy profesional. Lo bonito de salir de tu país es que creas una nueva familia, y en este caso, a partir de un gran compañerismo formamos un lazo muy especial.

¿Cuál es la experiencia más bonita que te llevaste?

La gente, definitivamente fue lo mejor que me pasó en Colombia, y conseguí hacer grandes amigos. De hecho, mi mejor amigo es de allá. En sí, puedo decir que la experiencia más bonita fue estar ahí, rodeado de tantas personas educadas, apasionadas y alegres. También pude vivir otra cultura, y eso es invaluable. Recientemente se dio todo un debate por una fotografía donde Erick Elías y tú se están besando.

¿Cuéntanos cómo viviste esto?

Fue todo un shock darme cuenta que no existe este cambio sobre el respeto y la tolerancia. Fue muy fuerte leer los mensajes homofóbicos e intolerantes; pero al final, la idea era compartir mi postura, y la gente como yo, que tenemos la oportunidad de llegar a muchas personas, también tenemos una responsabilidad con lo que decimos y hacemos, por eso comparto mi voz, mi posicionamiento. No basta con el famoso y un tanto superficial “yo tolero si alguien es de cierta manera o le gustan equis cosas, mientras estén por su lado”; lo que necesitamos es verdadero respeto e inclusión. Todo esto fue muy impactante, descubrí que hay gente muy intolerante, y no sé si estemos viviendo ese cambio que queremos. El discurso de odio sigue; pero también hubo muchas personas que escribieron cosas increíbles, otros que se sentían apoyados con la fotografía y muchos más comentarios de la comunidad, y eso me alegró mucho.

¿En este sentido, qué fue para ti “Straight”?

La obra significa un antes y un después en mi carrera y en muchos otros sentidos. Fue una historia que disfruté enormemente y conseguí hacer buenos amigos. Después de Straight han sucedido un montón de buenas cosas, y se debe al trabajo en la puesta en escena, algo que no hubiera sido posible sin la ayuda de Erik y Manolo.

¿Cómo fue trabajar con Manolo Caro?

Increíble, lo que siempre resalto de él como director es su intuición, así como la claridad con lo que quiere. Estas cualidades siempre te dan seguridad como actor; sentir que él tiene plena certeza de lo que está buscando y que lo comparta de una forma firme y detallada, así puedes ir por el camino indicado. "Los personajes siempre te enseñan algo, y eso es de las cosas más bonitas que tiene esta carrera”

¿Pronto te veremos de regreso en el teatro?

¡Híjole, no sé! Hay algo para finales del 2020; pero está muy lejano y la verdad es que muchas cosas pueden pasar. Con “La Reina del Sur” y en “Straight” has tocado temas muy delicados en México.

¿Esto ha cambiado tu vida fuera de los escenarios?

Sí, porque los personajes siempre te enseñan algo, y eso es de las cosas más bonitas que tiene esta carrera. En Straight, al abordar un personaje homosexual, me empapé de mucha información que a veces desconocemos. En este caso, por no ser gay, no me ha tocado ni sabía cómo es para ellos el mundo, y fue muy interesante informarme más. Se puede decir que, al conocer un poco más, conseguí hacerme más consciente. Con La Reina del Sur es muy diferente por la naturaleza de la historia; pero también te deja algo.

¿Que debe tener un guion o una historia para que le digas que sí? Si yo tomo algo, siempre va a estar toda mi pasión y compromiso de por medio; pero para que me sume a un proyecto, siempre busco que la historia y el personaje me toquen, que muevan algo dentro de mí y, sobre todo, que me presenten un nuevo camino que no haya recorrido.


¿Qué veremos de ti para cerrar este 2019?

Vienen muchas cosas, entre ellas El Club, una serie para Netflix, que se estrena en este año. También terminé el rodaje de otra serie de la plataforma; pero aún no se define el nombre, y lleva como título tentativo Todo por ti; y seguramente se estrenará en 2020.