Por Francisco González Quijano

Muchos domingos soy la persona encargada de hacerle a mi padre la tarde más llevadera. No está enfermo ni tiene peores males que su propia edad: tiene 94 años, vive solo y, obviamente, es muy terco.

El momento más complicado de esos días es cuando prendemos la pantalla para ver alguna película. Le encanta el cine, como a mí, pero es muy complicado empatar el mood del cinéfilo que apenas pasa el cuarto piso con el de un anciano que, aparte de todo, odia las caricaturas, la ciencia ficción y cualquier tipo de animaciones.

La elección tiene su chiste. Sería incómodo poner demasiado drama o mucha polémica, sexo, sangre o algo que les provocara un patatús, con lo cual debemos pasar lo que queramos por un filtro bastante delicado. Después de muchos años, creo que he encontrado una fórmula que nos puede gustar a los dos: ir a las bases. El cine en realidad no lleva tantos años, los “viejos” crecieron junto con el séptimo arte y entendieron antes que nadie el lenguaje cinematográfico, se formaron con la estructura narrativa de Hollywood y con un humor inteligente que no requería tanto diálogo ni rebusque.

A continuación, enumero cinco buenas películas para ver con una persona mayor, y que ninguno de los dos lo pasará mal. Bueno, eso creo, para todo hay gustos. Ah, y vale aclarar que también están disponibles en streaming.

  1. Matar a un ruiseñor (1962). Es lindo apelar a la nostalgia. Si tu abuela o abuelo ya la vio o leyó el libro, quizás se le ha olvidado, sin embargo, es un clásico de las pelis de abogados y cortes. Toca temas socialmente sensibles y tiene unas actuaciones magníficas. Al joven y no tan joven también le viene bien ver un filme en blanco y negro que tenga tanto poder y dejarse de tanto superhéroe.
  2. La sociedad de los poetas muertos (1989). Otro clásico, pero más actual. La hemos enterrado entre las grandes películas de un par de décadas atrás, pero es emotiva y muy inteligente. Todos, hasta tus abuelos, fueron adolescentes que vivieron momentos complicados a la hora de tomar decisiones y tuvieron grandes guías. Por eso pega bien.
  3. Forrest Gump (1994). Supongo que ya todos la vieron, pero no sé qué diablos pasa con Tom Hanks que fascina a la gente mayor y de sus películas, ésta me parece sin duda la mejor (cualquiera donde salga podría ser una opción). No es la maravilla, pero es divertida y cada vez puedes encontrarle algo distinto.
  4. ¡Ave César! (2016). Una moderna oda al cine que vale la pena ver. Es curioso ver que los hermanos Coen también tienen ese encanto con los ancianos. Sus estructuras clásicas del cine antiguo encandilan a cualquiera, incluso a nosotros. Esta recomendación además está ambientada en una época que tus abuelos probablemente vivieron.
  5. Elsa y Fred (2005). Quizás es muy obvio, pero esta película hispano-argentina, puede llegar al corazón de los mayores por la vía de la identificación y de encontrarle el gusto a la vida con el ejemplo de esta entrañable pareja. Tampoco creo que te duermas.
Tags:
Categories: Art & Culture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *